BILATU

lunes, 22 de septiembre de 2014

BALBINOREN ESKUTIK EGIARANTZ



Balbino aitona

Balbino Garcia de Albizu nafar ameskoetako donostiarra adiskidea dut bere etxeko ateak ireki zizkidanetik. Balbino kultura langile porrokatua da eta bere jatorriaren gaineko historiaz idatzi du zenbait liburutan. Baina Balbino, batez ere egiaren aldarrikapenaren aldeko saiakera sutsuarengatik da ezaguna. Buru belarri ari da aztertzen azken gerra garaiko zenbait erailketa.

Frankistek  Ameskoetan tiroz hildako norbanako askoren gorpuzkinak ikertu dituzte Aranzadi Zientzia Elkartekoek Balbinoren ekimenari esker. Honek Urbasa aldean burututako azterketa sakon eta zorrotzaren bidez jarri ziren aranzaditarrak lanean eta zenbait urteren buruko horien lana bere fruituak ematen ari da.

Argentinako Maiatzeko Plazaren  helburuari nolabaiteko norabide aldaketa eskainiz, eraile faxistek lurreko azaletik 1936an desagerraraziriko  gizon-emakume haien arrastoa segitzen ari da Balbino, biloba erantzulearen legez. Eta duela gutxi Maiatzeko Amonen presidenteak bere biloba aurkitu zuen moduan, Balbinok izen bereko bere aitonaren gorpuzkinekin egin berri du topo. Honatx iragan larunbatean igorri zidan mezua: 

Aranzadik arakatu duen leizea
“A finales de junio me tomaron una muestra para la identificación ADN de los restos humanos de la Sima del Raso de Urbasa (10 cadáveres en total) Me ha llamado por teléfono Lourdes Herrasti para confirmarme que han identificado el cadáver de mi abuelo. El que tenían etiquetado como número 10. El mayor en edad de los diez. De las fotografías que tengo de los restos y de las conversaciones mantenidas con el equipo forense, que dirige Paco Etxeberria, puedo decir lo siguiente: murió en el exterior de la sima y luego, ya cadáver, su cuerpo fue arrojado al interior. De un único disparo de arma corta, en el parietal, probablemente izquierdo. El disparo fue hecho a muy corta distancia y era una bala de calibre 9 mm corto" 

Balbino liburu bat prestatzen ari da sarraski haren gaineko informazio argigarriarekin. Ez dago baieztatzerik kriminal haien delitu osoa azalarazi ahal izango ote duen baina ziur nago Balbino bilobaren gisako pertsonekin askoz hurbilago gaudela egiatik.

Argazkiak: Balbino García de Albizu

1 comentario:

  1. Balbino Garcia de Albizuk beste mezu hau bidali dit gaur goizeran bertan (14-09-22):

    "Lamento redundar en el tema, pero siento un enorme respeto por el rigor, y más en informaciones de este tipo, y debo corregir un error. Como la información la recibí por teléfono y hacía referencia a dos identificaciones, me hice un lío con los números y los confundí.
    El cadáver de mi abuelo era el etiquetado con el número 6, no con el número 10. No os remitiría un nuevo correo, si el error sólo consistiera en el número de la etiqueta.
    Hay algo más que cambia. Mi abuelo recibió dos disparos.
    .- Uno, el primero probablemente, de occipital a frontal. De espaldas y en pie, recibió un tiro en la nuca y el proyectil salió por la frente.
    .- Dos, a continuación, y probablemente en el suelo y boca arriba, recibió otro disparo intraorbital, es decir, entre los ojos. El proyectil no llegó a salir y se quedó alojado en el cráneo.
    La investigación forense, a cargo de Francisco Etxeberria Gabilondo y Lourdes Herrasti Erlogorri, a quienes debemos agradecer su trabajo, permite saber hoy cómo ocurrieron los hechos hace 80 años.
    Y añado algo que ya sabía, también derivado de la investigación forense. Gracias a esa investigación, podemos saber además, que quienes (ellos mismos o los de su “cuerda”) cometieron estos asesinatos (diez en total), arrojaron una granada al interior de la sima, que no llegó a explotar. Y bajaron un total de cuatro perros vivos, al interior de la sima, que se alimentaron durante un tiempo de los cadáveres y acabaron comiéndose entre ellos, imposibilitados de salir. Los huesos de humanos y cánidos lo prueban.
    Soy consciente de que lo dicho es macabro, pero, realmente, lo macabro fueron los hechos, no la narración de lo sucedido.
    Y, la investigación forense, da también alegrías, aunque sean siempre a título póstumo. Y es que ha sido posible una segunda identificación (tarea en la que aporto el resultado de mis investigaciones documentales a Lourdes Herrasti) en la Sima del Raso, cuyo nombre no desvelo hasta que sea conocida por sus familiares. Es una persona asesinada, de la que se desconocía el paradero de sus restos o se suponían en otro lugar aún no investigado. Han pasado 78 años hasta que los suyos han conocido donde fue arrojado. Seré más explícito en cuanto me sienta autorizado para ello, porque estoy, estamos muchas personas y los ayuntamientos amescoanos igualmente, en la tarea de devolverles Memoria y Verdad a las víctimas de la represión en la zona"

    ResponderEliminar